El Plan de Igualdad en las empresas, qué es y cómo implantarlo

Plan de igualdad en las empresas

El Plan de Igualdad en las empresas, qué es y cómo implantarlo

El derecho a la igualdad se recoge en la Constitución Española (art. 14 CE). Con el objetivo de prevenir conductas discriminatorias en las empresas, el Gobierno de España ha publicado la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, en la que se han ampliado los requisitos para las empresas en el ámbito laboral y, entre otros, ha establecido la necesidad de elaborar un Plan de Igualdad.

 

Con la entrada en vigor del Real Decreto 901/2020, de 13 de octubre, por el que se regulan los planes de igualdad y su registro, a partir del 7 de marzo de 2022 toda aquella empresa con más de 50 trabajadores/as está obligada a tener un plan de igualdad implementado.

 

Pero, ¿sabes qué es exactamente el plan de igualdad? 

Según el artículo 46 de la Ley Orgánica 3/2007 de 22 de marzo, para la Igualdad efectiva entre mujeres y hombres, el plan de igualdad es “un conjunto ordenado de medidas, adoptadas después de realizar un diagnóstico de situación, tendentes a alcanzar en la empresa la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres y a eliminar la discriminación por razón de sexo.”

 

El plan de igualdad debe recoger el conjunto de medios orientados a conseguir la paridad entre las trabajadoras y los trabajadores con el fin de conseguir la igualdad de condiciones entre hombres y mujeres en el terreno profesional.

 

¿Cómo implantar el plan de igualdad en tu empresa cumpliendo la normativa?

El proceso de elaboración de un plan de igualdad pasa por las siguientes fases:

Comunicación y apertura de la negociación y la formación de una comisión negociadora. Esto implica la comunicación según lo dictaminado por la ley de la voluntad de compromiso de la empresa sobre la igualdad de género y la creación de la Comisión de igualdad o Comisión negociadora. Para la creación de la comisión negociadora se contará siempre con personal de plantilla, siendo creada de forma equilibrada entre diferentes cargos, hombres y mujeres.

El análisis de la situación de género de la empresa y la elaboración del informe de diagnóstico. Es el punto de partida por el que se establece la situación 0 de la empresa. Gracias a ello, podrás saber el nivel de integración entre los dos sexos, detectar situaciones existentes de desigualdad, etc… Es en este momento cuando se realizan estudios de las condiciones de trabajo de la plantilla, índices de participación dentro de la empresa, accesos a los recursos y desarrollo de las personas que conforman la plantilla y políticas retributivas, entre otros.

La formulación de propuestas y objetivos orientados a paliar la desigualdad y la negociación de las acciones a desarrollar. Es en este punto cuando planteamos el diseño del plan de igualdad, empezando por la definición de unos objetivos específicos, cuantitativos y cualitativos, que deben dar respuesta a la pregunta “¿Qué queremos conseguir con la aplicación del Plan de Igualdad?”.

La elaboración del plan de igualdad y su registro. El plan se debe estructurar en once apartados:

    1. Presentación de la empresa.
    2. Determinación de las partes que lo conciertan.
    3. Ámbito personal, territorial y temporal.
    4. Informe del diagnóstico.
    5. Resultados de la auditoría retributiva.
    6. Objetivos del Plan de Igualdad.
    7. Medidas de igualdad, prioridades y recursos.
    8. Seguimiento y revisión del plan de igualdad.
    9. Evaluación del plan de igualdad.
    10. Procedimiento de modificación.
    11. Calendario de actuaciones.

Una vez redactado, deberás presentarlo a través de medios electrónicos ante el Registro de la autoridad laboral competente la solicitud de inscripción del plan. Esto deberá realizarse dentro del plazo de quince días a partir de la firma del plan de igualdad.

Implantación y seguimiento. Puesta en marcha del plan según está estipulado en el cronograma. Es muy importante realizar de forma paralela un seguimiento, pues de esta forma veremos que las acciones están funcionando.

Evaluación del plan. Gracias a los seguimientos realizados, podrás determinar si este está funcionando. Deberás realizar un informe de evaluación que especifique los resultados obtenidos en base a los objetivos e indicadores que fijaste al principio.

 

Protocolo de Acoso Laboral

Según la misma Ley Orgánica 3/2007 para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, se establece la obligatoriedad de contar con un protocolo de prevención del acoso sexual o por razón de sexo, o ‘’protocolo de acoso’’.

El protocolo de acoso se puede incluir en el plan de igualdad o se puede disponer por separado.

 

Para su elaboración es necesario cumplir con los siguientes puntos:

  • Designación de la comisión o de la persona instructora.
  • Desarrollar la normativa interna y las medidas preventivas. Se trata de diseñar y desarrollar tanto la normativa interna para perseguir y prevenir el acoso laboral, así como una serie de medidas preventivas.
  • Establecer el canal y procedimiento interno para realizar las denuncias que debe ser confidencial, rápido y accesible para las víctimas.
  • Comunicar las medidas a toda la plantilla a través de los medios de los que disponga, como puedan ser página web, intranet, tablones de anuncios, correos electrónicos, …

 

Nosotros, como consultoría experta en el campo de las empresas, te podemos asesorar y ayudar en la elaboración de estos planes, para garantizar que cumples con las normativas vigentes.